Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y ofrecer servicios personalizados. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso, aunque puede cambiar de opinión en cualquier momento. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Quiénes somos. Nuestros valores

Inicio / Quiénes Somos / La Fundación

Quiénes somos. Nuestros valores

La Fundación Escuelas Para el Mundo es una Organización No Gubernamental de Desarrollo (ONGD), independiente y sin ánimo de lucro, que promueve desde 1992 el derecho a la educación.

Escuelas Para el Mundo parte del principio de que la educación, además de un derecho fundamental, es un medio básico para mejorar la vida de las personas y lograr el desarrollo sostenible. Somos una organización de voluntariado que impulsa la participación ciudadana en iniciativas solidarias por un mundo más justo. Por esta razón, nos gustaría invitarles a colaborar con nosotros para que todas las personas, especialmente las niñas y los niños, tengan garantizado el derecho a una educación equitativa y de calidad. 

Misión

La Fundación Escuelas Para el Mundo es una Organización No Gubernamental de Desarrollo, independiente y sin ánimo de lucro, que promueve el derecho a la educación desde la concepción de que la educación es, además de un derecho fundamental, un medio básico para erradicar la pobreza y lograr el desarrollo de las personas y la sociedad.

Visión

Queremos ser una organización de voluntariado que contribuya a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible mediante el impulso de acciones de cooperación en el ámbito de la educación y los derechos de la infancia, la concienciación de personas e instituciones sobre los problemas de la desigualdad y la pobreza y la promoción de la participación ciudadana en iniciativas solidarias por un mundo más justo.

Valores de la organización

Solidaridad

 

A partir del reconocimiento de la dignidad de todas las personas, especialmente de las más vulnerables y desfavorecidas, y de sentirnos corresponsables de su situación, impulsamos acciones de cooperación con los pueblos del Sur, que entendemos como un intercambio entre iguales, mutuo y enriquecedor para todos, que pretende fomentar el desarrollo y lograr la erradicación de la pobreza.

 

Participación

 

La participación es una de las premisas para alcanzar el desarrollo humano. El desarrollo sostenible incluye la apropiación individual y comunitaria de los problemas comunes y la creación de mecanismos de participación en los que personas e instituciones asuman responsabilidades compartidas.

 

Por esta razón, Escuelas Para el Mundo quiere ser cauce de participación de una ciudadanía comprometida con la transformación de la sociedad, en favor de los derechos de las personas y pueblos excluidos y en busca de estilos de vida sostenibles.

 

Asimismo, todas las actuaciones de Escuelas Para el Mundo deben estar orientadas a fortalecer las redes sociales del Norte y del Sur, contribuyendo a la vertebración del tejido social ciudadano en todos los ámbitos de la vida comunitaria, local y nacional.

 

Igualdad

 

Escuelas Para el Mundo parte de la concepción de que la educación es un derecho humano básico. Al igual que todos los derechos humanos, el derecho a la educación es universal e inalienable. Todas las personas, con independencia de su género, origen étnico o situación económica, tienen derecho al mismo.

 

Poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas no es solo un derecho humano básico, sino que además es crucial para acelerar el desarrollo sostenible. Empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y es una condición indispensable para eliminar la pobreza en el mundo. El acceso igualitario de hombres y mujeres a la educación es un eje transversal en todas las actuaciones de Escuelas Para el Mundo.

 

Enfoque de derechos

 

Las actuaciones de Escuelas Para el Mundo parten de la concepción del derecho humano a la educación, reconocido por el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, que establece que toda persona tiene derecho a la educación, que esta debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental, y que la instrucción elemental será obligatoria. Asimismo, en el artículo se afirma que la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales.

 

El derecho a la educación también aparece regulado en la Convención sobre los Derechos del niño, que establece que los Estados tienen la obligación de implantar la enseñanza primaria obligatoria y gratuita, así como de fomentar la asistencia regular a las escuelas y reducir las tasas de deserción escolar.

 

Desde su ámbito de actuación, Escuelas Para el Mundo intenta contribuir a hacer realidad para todas las personas los derechos humanos, mediante el impulso de proyectos educativos en comunidades desfavorecidas de África y América Latina.

 

Transparencia

 

En la Fundación Escuelas Para el Mundo creemos que la transparencia debe ser uno de los valores estratégicos de las ONGD, de forma que podamos actuar y explicar nuestro quehacer en todos los ámbitos de forma responsable, clara y sencilla, abriéndonos a la crítica externa y siendo capaces de demostrar el resultado de nuestro trabajo. Como miembros de la Coordinadora de ONGD de Castilla-La Mancha, hemos asumido el Código de Conducta de las ONG de Desarrollo, que se puede consultar en nuestra página web.

 

Conforme a la normativa legal reguladora de las fundaciones, Escuelas Para el Mundo presenta anualmente su plan de actuación, así como sus memorias económicas y de actividades, al protectorado de fundaciones de Castilla-La Mancha, dependiente de la Junta de Comunidades. Asimismo, para los proyectos que cuentan con financiación pública, presentamos los preceptivos informes económicos y de actividades a la institución que concede la subvención.

 

La transparencia y la rendición de cuentas son principios básicos de Escuelas Para el Mundo. Nuestra contabilidad es auditada anualmente por una auditoría externa, que se puede consultar en nuestra página web, así como el resumen de los principales datos económicos y las memorias de actividades de los últimos años.

 

Escuelas Para el Mundo considera que el trabajo en red es una estrategia imprescindible para hacer realidad la transformación social a la que aspiramos. Por esta razón, hemos sido impulsores de la Coordinadora de ONGD de Castilla-La Mancha, de cuya Junta Directiva formamos parte desde su constitución. También participamos en otros colectivos que persiguen un mundo más justo, como la Plataforma Pobreza Cero y el grupo de ONGD de Toledo.

 

En el Sur, la actuación de Escuelas Para el Mundo se articula a través de organizaciones locales. Además de la financiación de proyectos, nuestra actuación promueve el intercambio de conocimientos técnicos y de gestión, con el fin de aumentar las capacidades de instituciones y personas para promover su propio desarrollo.

Historia

Escuelas Para el Mundo se constituyó como asociación en el año 1992 por un grupo de grupo de profesores, padres y madres de niñas y niños del Colegio Nuestra Señora de los Infantes de Toledo, unidos por el objetivo común de facilitar el acceso a la educación a las comunidades más desfavorecidas de los países del Sur.

 

Desde entonces, hemos llevado a cabo proyectos en varios países de América Latina y África:

 

  • Sudamérica: Bolivia, Ecuador, Paraguay y Perú.
  • Centroamérica: El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua.
  • África: Angola, Madagascar, Mali, Mauritania, Mozambique y Senegal.

 

También hemos desarrollado numerosas actividades de sensibilización y educación para el desarrollo, así como otras destinadas a recaudar fondos para nuestros proyectos, como charlas en centros educativos, exposiciones de fotografía, marchas solidarias, actividades culturales, fiestas y mercadillos solidarios.

 

Tras 20 años de existencia como asociación, en 2012 acordamos la constitución de la Fundación Escuelas Para el Mundo, considerando que la forma jurídica de Fundación puede ser un instrumento muy útil para la consecución de los objetivos y el desarrollo de las actividades de nuestra organización. En primer lugar, porque la regulación de las fundaciones exige un mayor nivel de control y transparencia; y también, porque la colaboración económica con una fundación conlleva deducciones fiscales con las que no cuentan las contribuciones a una asociación.

 

Durante todos estos años, hemos contado con la colaboración desinteresada de muchas personas e instituciones que nos han ayudado a hacer realidad nuestro sueño de que la educación llegue a todas las personas del mundo, especialmente a los niños y niñas. Desde este compromiso, la Fundación Escuelas Para el Mundo trabaja sin descanso en la construcción de un mundo más justo y solidario.

Estatutos

La Fundación Escuelas Para el Mundo, constituida por la asociación del mismo nombre e inscrita en el Registro de Fundaciones de Castilla-La Mancha con el número TO-116, es una ONGD sin ánimo de lucro que tiene afectado su patrimonio a la realización de los fines de interés general que se detallan en sus estatutos.

Patronato

El Patronato de Escuelas Para el Mundo, que es el órgano responsable del gobierno, administración y representación de la Fundación, está formado por 10 personas que provienen del mundo de la educación y de la cooperación para el desarrollo:

 

  • Presidente: Álvaro Ricas Peces
  • Vicepresidenta: Sagrario Camino Gamero
  • Secretaria: Cristina Rodríguez Rodríguez
  • Tesorero: Baltasar Chulvi Montaner

 

Vocales del Patronato

 

  • Ana Juanes Peces
  • Elena García Carmena
  • María Barroso Rodríguez
  • María del Mar Loro Rodríguez
  • María Josefa Rodríguez Montero
  • Rosa María Mesones Orejas

 

Delegada en Ciudad Real

 

  • María Teresa Soria Espinosa

 

Coordinador de Proyectos

 

  • Fernando Gutiérrez García-Calvo

Colabora

con nosotros

 

Colaborando con Escuelas Para el Mundo, contribuyes a la realización de proyectos educativos en países de África y América Latina. Haz posible la realización de estos proyectos a través de tu contribución económica.